8 malos hábitos que provocan dolor de espalda

Los dolores de espalda no siempre están provocados por las mismas causas. Incluso llevando unos hábitos de vida saludables se puede tener dolor de espalda por múltiples motivos.

Sin embargo, a veces hay costumbres que nos arrastran hacia el lumbago, los pinzamientos o el simple dolor de riñones. Aquí te presentamos ocho malos hábitos que, casi con seguridad, provocarán que tu espalda se resienta.

1º Dormir en un colchón viejo

Un buen colchón dura de ocho a diez años y te pasas una tercera parte de tu vida sobre él. Si no has sustituido el tuyo desde hace más de diez años lo más probable es que tu columna vertebral no esté recibiendo el apoyo que necesita. Reeamplazar el colchón viejo por uno nuevo no es tan complicado, sobre todo con las tremendas ofertas y la variedad de marcas que existen hoy en día. Reemplázalo por otro que no sea ni demasiado duro ni demasiado blando y utiliza una almohada que se adapte a la cabeza. Tu columna vertebral te lo agradecerá.

2º Llevar bolsos enormes

Si eres de las que lleva bolsos enormes cuando sale de casa porque necesita llevar un montón de objetos imprescindibles, deberías tener cuidado. Llevar un bolso pesado al hombro hace que tu cuerpo se desequilibre haciendo que tu columna vertebral vaya torcida. Cambia a un bolso más ligero o quédate sólo con lo verdaderamente imprescindible. La regla es que lo que se cargue al hombro no debe pesar más del 10% del peso corporal.

3º Tacones altos o plataformas

Los tacones demasiado altos o las plataformas hacen que se fuerce la espalda hasta arquearla, presionando sobre las articulaciones. Las plataformas también son dañinas, dependiendo de tu tipo de pie. Las sandalias sin tacón harán que los pies se muevan de un lado a otro, distribuyendo el peso corporal de manera desigual. Entonces, ¿cuál es la mejor altura del tacón? Todo el mundo tiene una altura ideal: encuentra la tuya.

4º Guardar rencor

espalda

¡Sí, no es broma! Un sesudo estudio de una universidad descubrió que las personas que practican el perdón disminuyen los sentimientos de resentimiento, depresión, enfado y se reducen sus molestias y dolores. Tus emociones, la tensión muscular y pensamientos pueden influir directamente en la fuerza de tus puntos de dolor. Los rencores no sólo son malos para ti físicamente, tampoco te benefician emocionalmente.

5º Pasar el día sentado

Malas noticias para todos los que tengáis/tenemos un trabajo de escritorio. !Es malo para la salud! Quedarse sentado suena muy bien, pero la mayoría de nosotros no mantenemos una postura correcta al estar sentados ante el ordenador todo el día, causando debilidad en los músculos de la espalda debido a la inactividad. Además, estar sentado carga la espalda ya que supone una presión un 50% superior que al estar de pie. Si en la oficina no te permiten trabajar de pie, cosa evidente por otro lado, inclina la espalda hacia atrás hasta formar un ángulo de 130º con las piernas. De esta forma se reducirá la presión de las vértebras. Por último, intenta mantener la cabeza recta, no inclinada, al utilizar el ordenador.

6º El estrés

Si estás estresado, todo tu cuerpo está estresado, incluyendo los músculos del cuello y la espalda, que se contraen y tensionan. Y si sigues estresado, esos músculos no se relajan, causando dolor. Hay muchas formas de reducir el estrés, incluyendo la meditación, el deporte o un baño caliente sin preocupaciones. Prueba alguna.

7º No hacer ejercicio

Si eres de los que practican mucho deporte, estás de enhorabuena porque es lo mejor que puedes hacer. El tono muscular es esencial para mantener los músculos de la espalda fuertes. Cuando no los ejercitas lo suficiente, los músculos se ablandan, tu espalda se resiente y las vértebras se degradan. Hacer ejercicios que fortalezcan la espalda y el abdomen son tu mejor opción.

8º Comer mucha comida basura

Ninguna sorpresa, ¿verdad? La ingesta de alimentos altos en calorías y bajos en nutrientes conduce al aumento de peso, que implica mayor carga sobre la espalda. El exceso de peso en la cintura hace que la pelvis se mueva hacia delante, creando tensión para la espalda. Las personas con sobrepeso tienen un mayor riesgo de osteoartritis. Reducir entre un 5 o un 10% tu masa corporal mejorará notablemente tus dolores de espalda.

Artículos similares

Loading Facebook Comments ...